Al frente del Instituto de la Juventud desde 2012, Rubén Urosa ha jugado un papel fundamental para que el Gobierno de España creara en junio el Comité de Campaña al servicio del proyecto impulsado por Novia Salcedo para que las Naciones Unidas declaren una Década del Empleo Juvenil. En este sentido, Urosa muestra su preocupación por un problema, el de las dificultades que sufren los jóvenes para acceder a un puesto de trabajo estable, que obligó a 341.000 españoles a emigrar entre 2009 y 2013. Además, hace un repaso de los programas que ofrece el INJUVE para mejorar la formación y el espíritu emprendedor de los jóvenes, así como para impulsar la Gantía Juvenil. “Nos preocupa todo aquello que les impide insertarse en la sociedad como ciudadanos de pleno derecho”, resume.

– El Injuve ha sido un gran valedor de la campaña en favor de la declaración de una Década del Empleo Juvenil que puso en marcha Novia Salcedo. ¿Qué fue lo que más le atrajo de esta iniciativa?

Desde el INJUVE hemos reconocido y apoyado el trabajo que viene desarrollando la Fundación Novia Salcedo y asumimos el reto de la campaña internacional para que la Asamblea General de las Naciones Unidas declare la Década del Empleo Juvenil, y el objetivo de generar un movimiento internacional de reflexión que aporte ideas, contenidos y soluciones consensuadas a la situación de desempleo o de búsqueda de empleo estable de millones de jóvenes en el mundo. Lo que conllevaba que por nuestra parte promoviéramos que el Gobierno pudiera asumir el reto como propio y encabezar a nivel gubernamental y en el escenario internacional esta iniciativa.
Por ello siempre hemos estado en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores a través de la Secretaría de Estado para Iberoamérica, y con el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que eran imprescindibles en este empeño y que también vieron positivo el proyecto. Lo que confluyó en la creación, por Acuerdo del Consejo de Ministros del día 12 de junio, del Comité de la Campaña para la declaración de la Década del Empleo Juvenil, con el fin de promover y apoyar que la Asamblea General de las Naciones Unidas declare la Década del Empleo Juvenil.
Asimismo, hemos contactado con instancias internacionales que considerábamos como actores necesarios para cumplir el objetivo, como la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ), Naciones Unidas (NNUU), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y el Plan de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD). El objetivo final es que la declaración de la Década del Empleo Juvenil suponga una oportunidad a escala global y se constituya en motor de transformación económica y social de las organizaciones y de los países.

– ¿Cuál es la composición del Comité Español  de la Campaña para la declaración de la Década del Empleo Juvenil?

El Comité está presidido por los titulares del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y del Ministerio de Empleo y Seguridad Social o, en su caso, personas en quien deleguen con rango de Secretario de Estado. La Fundación Novia Salcedo, como impulsora de la idea y representando a la sociedad civil, ostenta una de las vicepresidencias del Comité. Pretendemos el éxito de esta iniciativa, por eso era importante la implicación en este empeño no sólo de miembros de la Administración General del Estado, sino también de organizaciones internacionales, de otras administraciones públicas españolas, de la sociedad civil y de los agentes sociales. Razón por la que el Comité va a estar integrado por representantes de varios ministerios, de las CCAA, de la Federación Española de Municipios y Provincias, de diferentes Organizaciones Internacionales, del Consejo de la Juventud de España, de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas, de organizaciones representativas intersectoriales del trabajo autónomo y de la Economía Social, de asociaciones y ONG de Juventud, nacionales o internacionales, especializadas en el empleo y emprendimiento joven y en la inclusión sociolaboral de jóvenes en riesgo de exclusión social. Asimismo podrán participar otras administraciones y organismos internacionales, organizaciones representativas de intereses sociales o expertos en la materia.

– ¿Cómo cree que deberían colaborar los gobiernos para afrontar de manera conjunta el problema del desempleo juvenil en el mundo?

Somos conscientes de que resulta prioritario que los problemas que tienen los jóvenes del mundo para integrarse en el mercado laboral se afronten de manera global. Sería una forma de promover un futuro mejor para ellos. Por eso es necesario buscar nuevos planteamientos y enfoques globales que mejoren la actual situación, porque, aunque con diferencias regionales e incluso locales, los jóvenes se enfrentan a problemas comunes de esta índole en todas las partes del mundo. Problemas como el trabajo infantil, la precariedad, una mayor tasa de desempleo que el resto de  la población, una mayor tasa de temporalidad, trabajo a tiempo parcial no deseado y, en general y en muchas ocasiones, peores condiciones laborales y salariales, son realidades comunes en mayor o menor medida en todas las partes del mundo. En este sentido, la Declaración de la Década del Empleo Juvenil es una oportunidad para ese objetivo que comentaba.

– Las cifras de desempleo han mejorado en los últimos meses, ¿cree que se consolidará esta tendencia?

En España, el empleo juvenil también es y ha sido una de las cuestiones más preocupantes para el Gobierno. La crisis ha tenido un fuerte impacto negativo sobre el empleo, que en el caso de los jóvenes ha sido y es mucho más intenso, con unas tasa de paro juvenil que no podemos permitirnos. Como respuesta, y para paliar este grave problema, el Gobierno adoptó una serie de medidas focalizadas en la promoción del empleo juvenil, que ya está dando sus frutos, aunque todavía deben ser mejores y más satisfactorios.
Entre estas medidas, destaca la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven 2013-2016, que trata de abordar desde la raíz las principales debilidades estructurales del mercado de trabajo con incidencia en el empleo juvenil. Su aprobación, en febrero de 2013, fue el resultado de un proceso de diálogo y participación con los interlocutores sociales e incluye 100 medidas para facilitar el acceso de los jóvenes al mercado laboral. A mediados del pasado mes de agosto, más de 432.000 jóvenes menores de 30 años se beneficiaban de alguna de las medidas, a lo que hay que unir los beneficiarios de las acciones formativas y de mejora de la empleabilidad que gestionan tanto el Estado como las CCAA en el marco de la Estrategia.
Por otro lado, la Garantía Juvenil, que pretende garantizar que los jóvenes que no estudian ni trabajan reciban una buena oferta de empleo, formación continua, formación de aprendiz o periodo de prácticas. En España, el Sistema Nacional de Garantía Juvenil (y el fichero telemático de inscripción correspondiente) se puso en marcha en junio de 2014, en coordinación con las comunidades autónomas. A finales de septiembre se habían inscrito en el sistema 138.179 jóvenes.
Hay que seguir trabajando en esta dirección ya que, con ligera mejoría respecto a trimestres precedentes, la última EPA (3T2015) todavía ofrece datos preocupantes. En los jóvenes entre 16 y 29 años, la tasa de paro es del 35,87%, si bien son 2,74 puntos menos que hace un año. Y si nos referimos a los de 16 a 24 años, la tasa de paro es del 46,58%, 5,81 puntos menos que el año anterior.

– En España la mitad de los jóvenes de entre 16 y 24 años no tiene trabajo. ¿Habría que fomentar más la necesidad de emprender para, de paso, regenerar el tejido empresarial y crear más empleo?

La formación para el emprendimiento y el hecho de inculcar el espíritu emprendedor entre nuestros jóvenes es uno de las partes de la iniciativa Juventud en Movimiento, dentro de la Estrategia Europa 2020, en la que se establecen los objetivos que la Unión Europea debe alcanzar para el año 2020. Es verdad que si comparamos las estadísticas de la UE sobre espíritu emprendedor de los jóvenes con las de países como EEUU o China nos damos cuenta de que todavía tenemos mucho trabajo por delante para facilitar a nuestros jóvenes las herramientas necesarias para que desarrollen de manera natural su espíritu emprendedor.
En España, sabemos que los jóvenes en general tienen una mentalidad positiva y una buena opinión acerca del emprendimiento y del espíritu emprendedor. En este sentido, desde las distintas instancias administrativas se está trabajando con el fin de lograr superar barreras tradicionales. A nivel nacional, este interés se ha plasmado como prioridad en algunas actuaciones del Plan de Emprendimiento y Empleo Joven 2013-2016 o del Plan nacional e integral de turismo para los años 2012-2015, en los que se recogen medidas para ayudar a los jóvenes emprendedores. Desde el INJUVE también hemos querido aportar nuestro granito de arena marcándonos esta prioridad y desarrollado instrumentos para los jóvenes emprendedores como la Red social Emprende XL, el Premio Nacional para Jóvenes emprendedores y el certamen Inngames.

– Usted siempre ha hablado de movilidad para referirse a los jóvenes que emigran a otros países. ¿Habría que distinguir entre aquellos que se van por falta de oportunidades y los que lo hacen para crecer profesionalmente?

Esta cuestión nos preocupa especialmente. La emigración reciente de jóvenes españoles es un fenómeno difícil de cuantificar, tal como pudimos comprobar en un estudio que el INJUVE encargó al Colegio Nacional de Doctores y Licenciados en Ciencias Políticas y Sociología: ‘La emigración de los jóvenes españoles en el contexto de la crisis’. Los resultados más destacables muestran que, durante el período 2009-2013, se calcula una cifra de 341.000 españoles emigrantes a los cinco continentes. De esta cifra, se estima que 218.000 son jóvenes (15 a 29 años). La mayor parte de estos se dirigieron a Europa, fundamentalmente a la Unión Europea, y otra parte menos numerosa a América, más en la parte latina que en Norteamérica.
La movilidad no tiene por qué estar cargada solamente de aspectos negativos. Aporta a los jóvenes posibilidades de aprendizaje a partir de experiencias y vivencias, que sin esta movilidad sería imposible que adquirieran, pero, más importante aún, hace que crezcan en lo personal y se den cuenta de todas las posibilidades que tiene ser ciudadano de la Unión Europea. Durante estas experiencias de movilidad, se adquieren habilidades y conocimientos, además del aprendizaje de otras lenguas y otras culturas. Esto hace que los jóvenes se enriquezcan y amplíen sus posibilidades en lo que al empleo se refiere. Otra cosa es que esta movilidad se realice por motivos estrictamente económicos porque en su ámbito no encuentran salidas y oportunidades laborales.

– El Injuve se ha implicado mediante un convenio con el Ministerio de Empleo para facilitar información acerca de la Garantía Juvenil. ¿Están satisfechos con la respuesta de los jóvenes?

Sí, estamos muy satisfechos. Por un lado, porque para llegar a los jóvenes destinatarios de la Garantía Juvenil, la colaboración de los servicios de juventud es esencial. Y por otro, por los resultados que estamos obteniendo. El Sistema Nacional de Garantía juvenil pretende que los menores de 30 años que no estudian ni trabajan reciban una oferta formativa, laboral o ayuda al emprendimiento, como fórmulas esenciales para atajar las cifras de desempleo juvenil en España y en la Unión Europea. En España, la instancia responsable de la implementación de este programa europeo es el Ministerio  de Empleo y Seguridad Social, con el que el INJUVE suscribió un convenio para dinamizar esta oportunidad entre los jóvenes.
Una de las iniciativas puestas en marcha es el proyecto SIJ + Garantía Juvenil con el que se pretende facilitar la inscripción en el sistema de la Garantía Juvenil de los jóvenes con menos oportunidades, mediante la información y ayuda en Servicios de Información Juvenil. En este proyecto colaboran también los servicios de Juventud de las comunidades autónomas y numerosos ayuntamientos.
El proyecto SIJ + Garantía Juvenil comenzó su andadura el pasado mes de septiembre y durante este mes ha ayudado ya a más de 3.000 jóvenes a realizar su inscripción. Casi 200 Servicios de Información Juvenil (SIJ) colaboran actualmente con el INJUVE en esta labor. Y próximamente queremos ampliar de manera sustantiva esta cobertura.

 -En los más de tres años que lleva al frente del INJUVE, ¿de qué iniciativas se siente más orgulloso?

Los programas que ha desarrollado el INJUVE en esta etapa han estado dirigidos a favorecer la formación y el espíritu emprendedor e innovador, además de impulsar la relación con Europa e Iberoamérica y la movilidad internacional, promover el asociacionismo y la construcción de una ciudadanía activa, potenciar la creación joven y difundir hábitos de vida saludable. Además, queremos estar cerca de los jóvenes participando en sus escenarios, en sus intereses, por eso venimos manteniendo un papel muy activo en Internet y en las redes sociales.
La implementación de la Estrategia Juventud 2020 y su Plan de acción 2014-2016 es una de las tareas más destacadas. Su definición requirió la participación de todos los Ministerios. Aprobada en Consejo de Ministros durante el año 2014, recoge las políticas y recursos disponibles en los diferentes Ministerios para que los jóvenes desarrollen su potencial y lleven a cabo sus proyectos vitales. Al mismo tiempo, establece un diagnóstico sobre la situación y tendencias que afectan a los jóvenes en España en el horizonte del 2020.
Por otro lado, la consolidación del programa Erasmus+Juventud en Acción, como instrumento de política de juventud de la Unión Europea, ha requerido también de nuestros esfuerzos. Este programa, con sus líneas de promoción de los Intercambios Juveniles y el Servicio Voluntario Europeo, pretende situar a los jóvenes en un primer plano en las actividades relacionadas con la cohesión europea, motivando la participación juvenil, favoreciendo la movilidad, aumentando el sentimiento de ciudadanía europea y mejorando la empleabilidad de los jóvenes.
También la promoción del emprendimiento en los jóvenes de la manera que ya he comentado, y especialmente con el programa InnGames, un nuevo programa del INJUVE que tiene por objetivo fomentar, impulsar y consolidar la cultura del emprendimiento y la innovación en el ámbito del desarrollo de videojuegos, software, aplicaciones y productos interactivos digitales.  En esencia, trata de promover información, formación y acceso a nuevos entornos profesionales en el ámbito de las nuevas tecnologías de la información y comunicación digital.
Si en el ámbito europeo Erasmus+Juventud en Acción ha sido el programa más visible, en el espacio iberoamericano, el Instituto de la Juventud ha seguido manteniendo los acuerdos establecidos con los países iberoamericanos mediante la colaboración con la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ), que actualmente preside España, priorizando las expectativas de colaboración y conocimiento entre los diferentes países que la integran y promoviendo proyectos de colaboración e intercambio internacionales.

– ¿Cómo son los jóvenes españoles de hoy?

Según la definición de las Naciones Unidas, son jóvenes las personas con edades comprendidas entre los 15 y los 24 años de edad. Aunque la UNESCO entiende que los jóvenes constituyen un grupo heterogéneo en constante evolución y que la experiencia de ‘ser joven’ varía mucho según las regiones del planeta e incluso dentro de un mismo país. En este sentido, en España, y desde 1985, en el ámbito sociológico y en el de las políticas de juventud, el período convencional de juventud se ha ido alargando, y en la actualidad lo consideramos entre los 15 y los 30 años. En este sentido, una de las líneas de trabajo del INJUVE es precisamente el conocimiento sobre la juventud. Para ello contamos con un ambicioso programa de estudios, investigaciones y estadísticas que realiza nuestro Observatorio de la Juventud. Y por eso podemos hablar con cierta autoridad de los jóvenes y de sus intereses, opiniones y expectativas.
Según los datos del padrón municipal de habitantes, a 1 de enero de 2015, en España la cifra de jóvenes con edades comprendidas entre 15 y 29 años es de 7.200.759 personas (15,45 % de la población), de las que 3.656.554 son hombres y 3.544.205 mujeres.
Desde el punto de vista de su preparación, sin duda estamos ante la generación de jóvenes más preparada de nuestra historia. A todos los niveles. Esta preparación destaca especialmente en sus conocimientos tecnológicos, manejo de las TIC, idiomas, etc. En la esfera personal e inmediata, preocupa especialmente el paro, así como las derivaciones consiguientes que se materializan en forma de dificultades económicas, de retraso en la emancipación, en la constitución de nuevas familias y en la disminución de la natalidad. También preocupa el desajuste entre la formación y el mercado laboral. En definitiva, todo aquello que impide su inserción en la sociedad como ciudadanos de pleno derecho.
En general, nuestros estudios nos confirman que los jóvenes en España tienen un elevado nivel de satisfacción con la vida, que valoran especialmente a la familia y a los amigos, que consideran inaceptable la violencia de género. Y en cuanto a lo que hacen con su tiempo, destacan el uso de ordenador y otros dispositivos TIC, estar con amigos, escuchar música, ver la televisión y leer periódicos y libros.

– ¿Qué papel ha jugado y juega el INJUVE a la hora de dar respuesta a sus principales preocupaciones?

El Instituto de la Juventud de España (INJUVE) es un organismo público que depende del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, cuyo trabajo se centra en promocionar políticas y servicios que ayuden a los jóvenes a hacer frente a sus necesidades y demandas. Con este objetivo, desarrolla acciones y actividades para fomentar la igualdad de oportunidades entre ellos, propiciar su participación social e impulsar la colaboración con otros departamentos ministeriales y administraciones públicas cuyas acciones inciden en la juventud.
Por lo tanto, los programas que lleva a cabo el INJUVE tienen relación con la emancipación juvenil, el empleo, el acceso a la vivienda, la formación y el espíritu emprendedor e innovador, el asociacionismo, la ciudadanía activa, la creación joven y la promoción de hábitos de vida saludable, entre otros temas. Dentro de ellos, cabe destacar el Programa europeo ERASMUS+Juventud en Acción, la red social EMPRENDEXL para jóvenes emprendedores, el programa InnGames de promoción de empleo y emprendimiento en el ámbito del ocio digital, Jóvenes Investigadores, Creación Injuve, los estudios e investigaciones del Observatorio de la Juventud en España, las actividades del Centro Eurolatinoamericano de Juventud (CEULAJ), el apoyo a las asociaciones juveniles y los servicios de información juvenil, además de otros de índole institucional para impulsar la relación y la movilidad internacional juvenil con Europa e Iberoamérica. Nuestro papel, por lo tanto, podría resumirse en propiciar políticas en los ámbitos enunciados que den respuestas a las demandas y dificultades que tengan los jóvenes.