Juliana García tiene su propio programa televisivo. Javier Raventós ha creado una de las mejores carreras de montaña del norte de España, Mikel Secada dirige su propia empresa de Marketing on-line, y ninguno de ellos ha cumplido aún los veinticinco. Estos jóvenes han sabido romper las reglas; para ellos y muchos otros emprendedores con edades que no superan los treinta, el mercado laboral ya no supone un reto, y se niegan a pertenecer al porcentaje de paro juvenil que crece cada año en España. Para lograrlo, se han basado en la regla más importante: “Sin esfuerzo, conseguir algo es imposible”. Y han sabido así alcanzar sus sueños. Nos cuentan cuáles son sus claves indispensables para alcanzar un futuro mejor y deshacerse, por fin, de la etiqueta que asegura que los jóvenes ni estudian ni trabajan.

Juliana García

Juliana (23) siempre ha sido una chica de mundo. Por temas de trabajo, su familia siempre ha viajado de país en país, marcando sin darse cuenta el futuro de su hija. Durante uno de sus viajes a Grecia, Juliana, que actualmente está estudiando Periodismo, tuvo una gran idea: “Lo único en lo que pensaba durante las visitas es que quería contarle al mundo lo que yo estaba viendo, entonces pensé en las personas que querían saber más sobre las ciudades y por cualquier cosa no habían podido hacerlo. Entonces, se me ocurrió crear Cámara Viajera“.

Fue así como de forma inocente, le pidió a su madre que la grabara durante la visita al Partenón de Atenas. Y hoy, casi 3 años más tarde, su programa ya se emite en canales como Señal Internacional de Canal Caracol, Ecuavisa o Canal Panamericana, algunas de las cadenas más vistas de Latinoamérica.

Con un proyecto sencillo, año tras año ayuda a cientos de espectadores a descubrir curiosidades de las zonas más turísticas del planeta. “Con el formato ‘Cinco cosas que no sabías de…’ intento dar otra perspectiva de la ciudad. Busco disfrutar del país desde todos su ángulos, y si puedo compartirlo con el mundo mucho mejor”, explica.

Más de 180 países ya disfrutan de los reportajes que la propia Juliana García junto a su equipo piensa, graba, edita y comparte también en su canal de YouTube. Aunque para ella, Latinoamérica se queda corta, por lo que ya tiene planeado expandir su proyecto a España y Norteamérica, convirtiéndolo en su propio programa de televisión.

Para ella, la clave “está en encontrar lo que más te gusta y convertirlo en tu trabajo” disfrutando de cada cosa que haces, “porque si lo haces con cariño e ilusión, seguro que lo haces bien”.

Javier Raventós

Todo comenzó como un trabajo de universidad. Javier (21), un vecino de de Sant Cugat del Vallés, nunca se habría imaginado la repercusión que su pequeña idea tendría en la sociedad. Junto a dos compañeros más, Nacho Rodríguez y Carla Sala, crearon lo que hoy se conoce como Izaga Trail.

Con mucho trabajo y dedicación, el equipo fue ideando y planificando una carrera de montaña que cambiase el ritmo de sus vidas. Y así nació su gran proyecto. Sin darse cuenta, crearon una de las 22 carreras de montaña más importantes del norte de España. “Al principio no estábamos seguros de que la idea fuese a funcionar a pesar de haber trabajado muchísimo durante más de medio año. Por probar, decidimos presentar el proyecto ante la Federación navarra de deportes de montaña y escalada, y unos cuantos e-mails después, Izaga Trail ya era todo un Campeonato”, cuenta Javier.

El proyecto, que insta a que la gente salga a hacer deporte, se repite años tras año aumentando significativamente el número de participantes. Proponiendo dos tipos diferentes de carrera: un primer circuito de 11 kilómetros para los más rápidos o para los que se inician en este deporte, y un segundo circuito de 27 kilómetros para los valientes que quieran rodear todo el macizo de Peña de Izaga.

Al equipo se han unido tres compañeros más, Ramón Llorens, Javier Laguia y Josep Serra, que luchan cada año porque la idea del apasionado de la montaña, Javier Raventós, siga adelante edición tras edición. La carrera cuenta con patrocinadores como Kaiku, Powerade o Amstel, y ya apunta maneras para extenderse a otras zonas de la península.

“La clave está en hacer las cosas con pasión, que te de igual la gente que dice que vas a fracasar. Si cuando empezamos alguien me hubiese dicho todo lo que iba a conseguir, no me lo hubiera creído. Tres años más tarde, aquí estamos, organizando la segunda edición de Izaga Trail”, asegura Javier.

Mikel Secada

Mikel Secada (23) se encontraba estudiando en Politeknika Ikastegia Txorierri de Derio (Bilbao). Allí, mientras asistía a una jornada de emprendimiento, se le ocurrió una oportunidad de negocio. Desde entonces (2013) y hasta 2015, desarrolló un plan de negocio que le llevaría a la creación de su propia empresa.

Teknomarketing es una agencia y consultoría de marketing on-line, cuyos objetivos están enfocados a posicionar marcas en Internet. La empresa cuenta con tres áreas: comunicación, diseño gráfico-web y publicidad on-line, como son Google y Redes Sociales. Gracias a ella, marcas como Erkoreka Consultores o One Expert, han conseguido mejores resultados en sus actividades, convirtiendo a este joven freelance en uno de los empresarios más jóvenes de España.

“Con este proyecto, pretendo ayudar a todas aquellas Pymes y emprendedores a subir puestos en Internet. Así, lograrán sus objetivos mucho más rápido y de forma sencilla. Aunque también trabajamos con empresas ya consolidadas que buscan actualizarse y renovar su imagen en Internet”, asegura Mikel. A parte de contenido on-line, Teknomarketing se centra en otros aspectos como la retransmisión en directo de eventos.

Gracias al trabajo de Secada y el apoyo de entidades como Politeknika Ikastegia Txorierri o el Gobierno vasco, la empresa ha conseguido desarrollarse y abrirse paso en el panorama laboral español, consiguiendo resultados inesperados que evidencian, una vez más, las capacidades de los jóvenes emprendedores. Para él hay algo claro: “La clave es saber qué estás haciendo, y hacerlo bien. Si trabajas y tienes un mínimo de ilusión, incluso crear una empresa se vuelve fácil”.

Azeri Natura

Xabier Solarzano (29), Javier Fernández (30) y Pablo Mariz (38) siempre han sido amantes de la naturaleza. Tanto que, con la ayuda del título de Ciclo de Educación y Control Ambiental de Javier y todos los conocimientos que Xabier había obtenido siendo monitor de tiempo libre, decidieron crear una asociación que les ayudase convertir una pasión en una forma de vida.

Así nació Azeri Natura Guztiontzat, una pequeña cooperativa de iniciativa social que desde hace dos años y medio trabaja por acercar la naturaleza a todas las personas. Con actividades hechas a medida, Javier, Pablo y Xabier pretenden transmitir una educación ambiental innovadora, dinámica y activa que acerque el mundo salvaje a todo aquel que desee experimentarlo.

Esta iniciativa está orientada a conseguir que todo el mundo conozca el funcionamiento de los ambientes naturales y así adaptarse a ellos sin dañarlos. Cada día, Azeri Natura Guztiontzat lucha para que todos aprendamos a llevar una vida sostenible que reduzca el creciente impacto humano en el medio ambiente.

A través de visitas guiadas, salidas de senderismo adaptado, actividades formativas y talleres en la naturaleza, esta pequeña cooperativa pretende abrir al mundo los rincones más increíbles de Bizkaia y Euskadi, basándose siempre en valores ecológicos. Además, ellos creen en la idea de que no existen las barreras. Con la ayuda de herramientas únicas, como barras direccionales o Joalettes Todoterreno (sillas de una sola rueda, que tiradas por dos guías permiten recorrer cualquier tipo de sendero), consiguen que las personas puedan conocer los parajes de su territorio independientemente de las dificultades motoras, físicas o sensitivas que sufran. “La satisfacción que sentimos cada vez que realizamos una actividad es enorme. Solo con saber que estamos ayudando a alguien nos quedamos satisfechos”, explica Xabier.

También, mediante la interacción de aves de presa, Azeri Natura Guztiontzat estimula los sentidos como el tacto, el oído, la visión e incluso del olfato. Una actividad dirigida para cualquier colectivo de diversidad funcional intelectual o enfermedades neurodegenerativas. “Nosotros trabajamos para superar barreras – apunta Xabier – seguimos adelante para descubrir nuevas ilusiones, olvidándonos de si las personas no pueden ver o caminar”.

Estos jóvenes han recibido el primer premio en el Concurso de Proyectos Empresariales organizado por Work-Lan en 2015 y el segundo premio Urratsbat 2016. Además, el proyecto ha sido reconocido por parte de Fekoor, gracias a su ayuda para fomentar la inclusión en la naturaleza y el Bihotza Saria ’16 en materia de emprendizaje. Para ellos, “la clave está en definirse, diferenciarse y trabajar muchísimo, siempre unidos y con ilusión, dándolo todo sin espera nada a cambio”, afirma Xabier.