Ngwa Wilson Forbi, CEO de la Integrated Youth Volunteer Foundation (IYVF) de Camerún, analiza los pasos que deberían dar los países integrados en la CEMAC (Conferencia Económica y Monetaria de África Central) para reducir las tasas de desempleo juvenil. Además, asegura que el proyecto Pegasus ayudará a dar solución a esta “cuestión crítica que afecta a muchos países en vías de desarrollo, con el resultado de guerras civiles y disturbios”.

-De acuerdo con su experiencia, ¿cuál va a ser la clave para reducir la tasa de desempleo juvenil en la CEMAC?
La primera clave es profesionalizar el sistema educativo de los países miembros. Esto permitirá a jóvenes graduados ser autónomos y estar preparados para entrar en el mercado laboral. En segundo lugar, los países miembros de la región CEMAC tienen que desarrollar mecanismos financieros y técnicos para apoyar a los jóvenes graduados en sus ideas e iniciativas innovadoras. En tercer lugar, un plan armonizado para la integración de los jóvenes les permitirá compartir experiencias culturales, profesionales y académicas.

-¿Qué se debe hacer para evitar la fuga de cerebros?
Tenemos que asegurarnos de que todo joven graduado sigue en el proceso de búsqueda de empleo y en el establecimiento de sus actividades personales. Debe proporcionarse a los jóvenes graduados en busca de un puesto de trabajo o durante el período de tramitación del autoempleo la capacidad de mejorar sus oportunidades.

-¿Cuál es la importancia del trabajo autónomo en la CEMAC?
El autoempleo permitirá el crecimiento de la economía de los distintos países miembros. Asimismo, se fomentarán ideas innovadoras y de desarrollo.

-¿Qué parte de la política nacional de la juventud se dedica a la región de la CEMAC?
En la región de la CEMAC casi todas las políticas son idénticas, pero todo es diferente en el nivel de aplicación. Esta región tiene un consejo regional de jóvenes, y la mayoría de estas políticas están siendo compartidas y adoptadas durante sus asambleas generales ordinarias y extraordinarias. Lo más importante es promover la ejecución efectiva de las políticas de juventud en los distintos países miembros.

-¿Qué piensa usted acerca de la Década de Empleo Juvenil?
Es una buena iniciativa y permitirá a los gobiernos, los asociados internacionales, la sociedad civil y demás partes interesadas hacer énfasis en la importancia de esta cuestión crítica que afecta a muchos países en vías de desarrollo, con el resultado de guerras civiles y disturbios. Nosotros, en esta línea, lanzaremos también una convocatoria para la asociación de las partes interesadas de la CEMAC, simpatizantes internacionales, entidades de las Naciones Unidas y cualquier organización de la sociedad civil, dispuestos unirse a la batalla. La Década también ayudará a los jóvenes de todo el mundo a reunirse, discutir, compartir y adoptar políticas importantes que permitirán a generaciones venideras reducir considerablemente la tasa de desempleo en la región de la CEMAC y del mundo en su conjunto.

-¿Cómo trabaja su organización en la promoción de los jóvenes?
Nuestra organización promueve el desarrollo de sus capacidades, les da poder y el seguimiento de sus actividades. La promoción de los jóvenes que se ha llevado a cabo por nuestra organización, como se ha mencionado anteriormente, es la demostración del saber hacer y de lo que los jóvenes pueden hacer mediante la organización de actividades para poder reunir así a todas las partes interesadas en el desarrollo. Constantemente nos aseguramos de que se respeten las políticas puestas en marcha por nuestros gobiernos en favor de los jóvenes y también pedimos más. La capacidad de construir es una acción que llevamos a cabo con socios institucionales, técnicos y financieros para capacitar a nuestros jóvenes y evitar la fuga de cerebros. El seguimiento es el proceso donde monitorizamos las actividades de las personas empleadas o que trabajan por cuenta propia para ver cómo lo están haciendo.

-¿Cómo puede la emigración por trabajo ser una experiencia valiosa para los jóvenes? ¿De qué forma pueden los gobiernos apoyar el trabajo decente para los jóvenes como parte de la agenda de desarrollo post-2015?
Los jóvenes del mundo posterior a 2015 se encuentran entre los miembros más dinámicos de su generación. Para muchos adolescentes la emigración de los jóvenes representa una ruta hacia una vida mejor. La emigración puede mejorar su desarrollo humano, así como traer beneficios tangibles para los países a los que se trasladan. Sin embargo, los jóvenes emigrantes también enfrentan desafíos considerables. Sin políticas de emigración, que tienen los derechos humanos y la igualdad como eje principal, este potencial no se podrá vislumbrar hasta que se les dé una oportunidad.