Dirigidas a jóvenes con discapacidad, las becas cubren estancias en países de la UE cuya lengua oficial sea el inglés, francés y alemán

Las competencias lingüísticas mejoran notablemente la empleabilidad. Según algunos informes, los programas de movilidad internacional incrementan hasta en un 25% las oportunidades de encontrar un empleo. Consciente de esta realidad, Fundación ONCE ha puesto en marcha un programa de ayudas de movilidad internacional para que jóvenes con discapacidad de entre 18 y 29 años puedan estudiar inglés, francés o alemán en algún país de la Unión Europea cuya lengua oficial sea uno de estos tres idiomas.

En la convocatoria del año pasado fueron 106 la personas becadas que mejoraron sus destrezas lingüísticas en países de habla inglesa. Este año, la principal novedad es la ampliación de la oferta al francés y al alemán, por lo que se añaden destinos como Francia, Bélgica, Suiza, Alemania o Austria.

La iniciativa se desarrolla en el marco del Programa Operativo de Empleo Juvenil 2014-2020 (POEJ). Cofinanciado por el Fondo Social Europeo, pretende que los jóvenes con discapacidad tengan mayores oportunidades de trabajar en empleos técnicos y cualificados, donde prima el conocimiento de idiomas.
 
La tasa de actividad de los jóvenes con discapacidad es 14 puntos porcentuales más baja que la del mismo grupo de edad sin discapacidad, y la de paro supera en 15 puntos porcentuales a la de la juventud que no tiene discapacidad. Además, el 81% de jóvenes con discapacidad manifiesta la existencia de obstáculos para encontrar un empleo.

De cuatro a doce semanas

Según la convocatoria, las ayudas son para cursos y estancias de entre cuatro y doce semanas de duración, en algún país de la UE donde el idioma oficial sea el inglés, francés o alemán. En concreto, las becas para estancias de cuatro semanas son de 2.000 euros, mientras que las de 12 ascienden a 6.000. Todas ellas cubren la formación en inglés, francés o alemán a través de cursos que deberán desarrollarse entre febrero y el 30 de septiembre. La carga lectiva deberá ser de “al menos 20 clases semanales de un mínimo de 40 minutos cada una”.
 
Los interesados habrán de acreditar un grado de discapacidad igual o superior al 33%, tener entre 18 y 29 años, y estar inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil de manera previa al inicio del curso. También se requiere poseer un nivel mínimo B1 del idioma para el que solicitan la ayuda u otro título o nivel asimilado. Podrán presentar sus solicitudes hasta el 31 de agosto de 2019 a través del portal de becas de Fundación ONCE, en la sección ‘Becas de idiomas en el extranjero’