Empresas de Perú, Colombia, Chile y México colaborarán para crear 30.000 empleos hasta 2020

La formación, el emprendimiento y, en general, todas las cuestiones que influyen en el acceso al mercado de trabajo centraron el III Encuentro por los Jóvenes de la Alianza del Pacífico, que tuvo lugar los pasados días 28 y 29 de junio en la ciudad de Cali. Organizado por Nestlé, expertos procedentes de los países que conforman este bloque económico y del gobierno de Suiza analizaron y debatieron las principales variables que influyen en un problema central del que depende el futuro de miles de jóvenes. No hay que olvidar que 2017 se cerró en América Latina y el Caribe con un 19,6% de desempleados entre este colectivo.

El momento cumbre del foro fue el anuncio por parte de Nestlé del compromiso alcanzado con 41 empresas de Perú, Chile, México y Colombia para crear 30.000 oportunidades de empleo en los próximos dos años y medio. La propia multinacional alimentaria tiene previsto generar 4.500 puestos de trabajo dentro de su programa global Iniciativa por los Jóvenes.

Pero para alcanzar esas cifras una de las claves reside en la mejora del sistema educativo, con un mayor espacio para la enseñanza dual. “Queremos tener jóvenes preparados y la mejor forma de hacerlo es combinando la teoría con la práctica. Creemos que ese modelo es eficiente porque ha funcionado en países como Suiza y Alemania”, aseguró Laurent Freixe, director general de Nestlé para las Américas.

La presencia del director de Relaciones Internacionales del Gobierno suizo, Mauro Moruzzi, sirvió para conocer de primera mano las fortalezas de la formación dual, con las que el país helvético ha conseguido grandes avances en empleabilidad juvenil. “Las competencias de las carreras en Suiza están definidas por las propias empresas, aunque todo ello debe ser aprobado por el Gobierno central”, puntualizó.

Más alumnos en titulaciones técnicas

Una de las recomendaciones de Moruzzi fue la necesidad de aumentar el número de alumnos matriculados en titulaciones relacionadas con la tecnología, ya que es lo que demanda el mercado laboral. El guante lo recogió la ministra de Educación de Colombia, Yaneth Gira, quien reconoció que deben trabajar para “invertir la pirámide y que sea similar a la de Suiza y Alemania, donde el 80% de los jóvenes cursan carreras técnicas y tecnológicas. En mi país ese porcentaje es del 30%, pero vemos que siete de cada diez técnicos consiguen empleo rápidamente”, valoró.

El secretario general del Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica, Max Trejo, incidió en que los diferentes actores de la sociedad, como la enseñanza, los gobiernos y las empresas tanto privadas como públicas, deben colaborar para acabar con las barreras que impiden a las nuevas generaciones acceder al mercado laboral y, por tanto, que aumente la tasa de empleo juvenil.

El encuentro incluyó otros paneles como ‘Explorando los trabajos del futuro’ y ‘Cómo emprender y no morir en el intento’, en los que se analizaron las nuevas habilidades y competencias que deberán dominar los jóvenes en un contexto de creciente transformación tecnológica, así como la indentificación de un modelo sostenible para lograr que una idea se convierta en negocio.